Ilmari Tapiovaara (1914-1999). Una introducción

abril 21, 2012 § Deja un comentario

Este documental de Artek presenta un interesante enfoque sobre obra y la personalidad del diseñador finlandés Ilmari Tapivaara, alumno aventajado de los maestros del Movimiento Moderno y creador de varios de los iconos del diseño del siglo XX.

“A chair is not just a seat – it is the key to the whole interior”Ilmari Tapiovaara

Chair Farm (Cultivando sillas)

abril 18, 2012 § Deja un comentario

¿Es posible cultivar una silla en lugar de fabricarla, desmontando el paradigma de la elaboración industrial?

A esta pregunta va a dar respuesta Werner Aisslinger en la feria diseño Ventura Lambratte de Milán, como parte de un proyecto colectivo denominado Instant Stories. . El diseñador alemán, que ya ha trabajado en otros proyectos experimentales como la Hemp Chair -una silla moldeada en una pieza a base de fibras de cañamo prensado – presenta Chair Farm, que consiste en cultivar una silla dentro de un invernadero. Para ello, además de proporcionar las condiciones idóneas de temperatura, humedad y luz artificial, se vale de una estructura de acero que sirve de guía para el crecimiento y desarrollo de las plantas y que será retirada una vez alcanzada la consistencia necesaria.

Así de sencillo, ¿quién se atreve a probarla?

p.s.: Otro proyecto muy intesesante sobre el uso de la biología aplicado al diseño – en este caso gráfico – es Symbiosis de Jelte van Abbema, donde cultiva bacterias en cajas de Petri o marquesinas de autobús, para la creación de tipografías vivas.

Texto: José Suárez. Fotografía: Nicolo Lanfranchi para Dezeen

Fabricando “The Chair” de Hans J. Wegner

abril 7, 2012 § Deja un comentario

Este video del fabricante PP Møbler muestra el proceso completo de fabricación de la silla “The Chair” de Hans J. Wegner (1914-2007), diseñador que revolucionó el diseño danés en los 50’s con la presentación de varias piezas – ahora icónicas – como esta misma, The Peacock chair o Papa Bear.

Silla cantilever

septiembre 18, 2011 § Deja un comentario

Según el diccionario de la Real Academia Española, una silla es un “asiento con respaldo, por lo general con cuatro patas, y en que solo cabe una persona”. Esta definición académica puede resultar muy discutible desde el punto de vista de la experiencia personal, y genera una interesante controversia: ¿es una silla la cinta que envuelve las rodillas y la espalda de este indígena Ayoreo, rediseñada por Alejandro Aravena para Vitra?

Pero dejando a un lado la definición misma, nos centraremos en las patas: como bien indica el D.R.A.E., generalmente el objeto se compone de cuatro patas, aunque resulta igualmente estable con tres pero, ¿podría construirse una silla con sólo dos patas?

La respuesta a esta pregunta se atribuye oficialmente a Mart Stam, arquitecto neerlandés vinculado al grupo ABC, profesor en la Bauhaus de Hans Meyer y socio fundador de los CIAM, entre otras actividades de una biografía profesional muy destacada.

La solución parece ahora sencilla: consiste en una estructura tubular en voladizo – cantilever- de acero continua que se sustenta únicamente en dos patas, que giran al llegar al suelo hasta encontrar los puntos imaginarios de apoyo de las patas inexistentes para garantizar la estabilidad de la pieza. Con esa única estructura se resuelve también el respaldo, aunque Stam proyectó  una versión en taburete que reduce la compejidad al mínimo. Una solución idéntica fue utilizada por Mies van der Rohe y Marcel Breuer, entre otras piezas en la Nº313, que da nombre a esta blog y a la asociación que lo sustenta.

Texto: José Suárez. Imágenes: alejandroaravena.com, artnet.com

Chairbook: José Suárez

enero 31, 2011 § 1 comentario

La silla de playa de Monsieur Hulot

Les vacances de Monsieur Hulot. Jacques Tati. 1953.

Esta silla de madera sin patas, que tanto sirve como asiento para el bote con que Monsieur Hulot aterroriza a toda la playa, como para sentarse plácidamente en la arena; es mi favorita porque es uno de tantos inventos geniales de Jacques Tati, que me encanta como director y como actor en su inolvidable personaje.

La relación con la silla es principalmente emocional, como esas que se tienen con algunos elementos que son recurrentes desde la infancia. También es verdad que siento una especial simpatía por el personaje, probablemente porque es más torpe aún que yo.

José Suárez, Santiago de Compostela, 44 años; se dedica a la arquitectura y a otras actividades preferentemente hedonistas como la Nº313.

Sillas papales

noviembre 15, 2010 § Deja un comentario

El aspecto y la historia de las sillas de “su santidad” son ilustrativos de la pretendida dignidad a la que sirven como asiento. De entre las utilizadas por los pontífices destaca “la gestatoria”. Abandonada definitivamente por Juan Pablo II, es el referente obligado en lo que a sillería papal se refiere. Curiosamente, algunas voces señalan el interés de Benedicto XVI por recobrar el uso de la gestatoria, un uso que incluía ser portada sobre las espaldas de cuatro fieles.

MODELO 1.- Papamóvilchair

A pesar de las quejas por parte de los fieles sobre la velocidad con que se desplaza el papamóvil, el asiento usado por Benedicto XVI carecía de cinturón de seguridad.  La tradicional sobreelevación de la silla del pontífice se resuelve mediante un sofisticado mecanismo neumático. Este mecanismo unido al ligero tono marfil-beige y a las formas tímidamente redondeadas de la pieza le dan el aspecto de un genuino dispositivo gerontológico.

MODELO 2.- Sentar cathedra en la catedral

Todo un ejemplo de buena fe. Una empresa de la capital del mueble “regala” el conjunto de asientos del pontífice y acompañantes. Las malas lenguas, sin embargo, señalan que la empresa de carpintería oferente habría obtenido notable publicidad gracias a su “donación“. El diseño es un gracioso encaje de contrarios: la sencillez y rusticidad del voto de pobreza con el lujo del cuero blanco y el acero inoxidable; nobleza en los materiales, austeridad en su aspecto, incomodidad en su uso; las posiciones estrictamente jerarquizadas de los sedentes contrastan con el lenguaje moderno. Unas sillas -especialmente las que acompañan al trono papal- que bien podrían formar parte de un ático de soltero o de la consulta de un dentista moderno.

MODELO 3.- La silla hueca

Benedicto XVI ofició en la plaza del Obradoiro una fastuosa ceremonia en la que la cabecera litúrgica era un auténtico plató de televisión. Pensado para su retransmisión, el diseño del espacio en torno al pontífice incluía todos los detalles y, por supuesto, el mobiliario. Provisional y hueco, así era el escenario de su santidad. Estas características -quizás también valores- estaban presentes también en el trono papal, un adusto asiento fiel a la estética “pladur look total“.

MODELO 4.- La silla fiel

De plástico modelado y apilables, las verdaderas protagonistas en la plaza del Obradoiro fueron las sillas de los fieles. Sillas fieles a su función, fieles al material y a la tecnología de fabricación. Eran miles y eran blancas.

MODELO 5.- Benedicto XVI en la capital del diseño

Ahora que la basílica de la Sagrada Familia ha sido consagrada podemos afirmar definitivamente que nunca conoceremos el espacio soñado por Gaudí. Sin embargo Benedicto XVI tuvo la oportunidad de experimentar la concepción del espacio y la construcción del Maestro catalán a través de sus sillas. Llenas de fuerza y de vida, alejadas de la retórica fácil, las construcciones de Gaudí tienen una dignidad irreductible, no hay más que ver la naturalidad con la que los expertos actores se manejan en un entorno tan sofisticado.

Texto: Elías Cueto, José Suárez. Imágenes: “Un cura en los infiernos”, Gregorio Borgia AP, Google images, Yahoo images.

Enzo Mari y la silla didáctica

noviembre 2, 2010 § 1 comentario

Enzo Mari: Novara, Italia (1932), artista, teórico de la percepción y diseñador, se ha hecho célebre por anticipar conceptos que gozan de la máxima vigencia entre los jóvenes diseñadores: sostenibilidad,  “do it yourself”, mueble básico y económico… Mari ha estado siempre más interesado en la significado del lenguaje creativo y en el estudio de la relación del diseño con el usuario que con la producción industrial de sus creaciones, aún así ha colaborado con algunas de las más importantes empresas del sector.

En 1974 inicia un proyecto llamado Autoprogettazione, una colección de mobiliario diseñada para ser ejecutada con los materiales más sencillos y fáciles de conseguir. Uno de los elementos de esta colección es la silla Sedia.

Sedia es el paradigma de diseño didáctico, quizás porque Mari diseñó juegos infantiles antes que muebles. La leve inclinación del asiento se consigue desplazando hacia abajo la tabla trasera del bastidor. La inclinación del respaldo se logra de la manera más obvia y a gusto del consumidor. No es apilable, ya que las tablas delantera y trasera del bastidor arriostran las patas, por lo que éstas han de quedar en el mismo plano. Se vende desmontada, con una caja de clavos y un sencillo esquema de instrucciones – ¿a qué recuerda? – y se monta con un simple martillo, lo que contribuye a esclarecer la función de cada uno de sus elementos.

Sedia es una silla bajita y muy cómoda, en contra de lo que pudiera parecer y la comercializa de nuevo Artek, que también ha producido un documental donde Enzo Mari explica las claves de este proyecto.

Texto: José Suárez. Imágenes: Artek

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con José Suárez en Nº 313 [sillas...].