Chairbook: Germán Díaz

febrero 6, 2011 § 1 comentario

Silla chorizera

El rasgo más destacable de esta silla es su magnanimidad: aunque parezca un banco, es más una silla generosa.

Atendiendo al complejo mecanismo instalado en su centro, y con un simple giro de manivela, puede abastecerle de chorizos, por lo que se antoja como el mejor complemento para llevar en sus viajes y solucionar el hambre en esas huelgas de controladores, perdidos en el medio de la nada de las grandes terminales de los aeropuertos, y sujetos al albur de sus caprichos. La pureza de su razón se halla en la nobleza de sus materiales: construida íntegramente en madera y hierro, la silla chorizera es, sin duda, un producto intemporal. La sencillez de sus líneas nos recuerda ese precioso verso de José Hierro

“(…) como todas las cosas que hablan hondo,

será tu palabra sencilla (…)”

Quinta del 42. José Hierro

Para lograr un acabado vintage, lleva incorporado atrezzo cuadra -telas de araña, boñigas, liendres y gorgojos-.

Características: la única del mercado con manivela de serie, fácilmente lavable, recambios económicos, ECO, alta durabilidad y resistencia, silla de diseño para todos los bolsillos, mecanismo de contacto permanente.

Germán Díaz, 32 años. Músico de manivelas, Arneiro, Lugo.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Germán Díaz en Nº 313 [sillas...].